LEGES PARA BELLUM ROMPE FILAS

En el año 2013 un soldado, a caballo entre primer y segundo curso del Grado de Derecho decidió (siguiendo un consejo) abrir un blog en el que tratar el Derecho Militar, sin tener casi ni idea de las TIC y casi ni idea del Derecho, con el objetivo principal de conocer mejor como eran las normas que se le aplicaban. También tenía el objetivo de acercar la normativa a los compañeros de armas, con un estilo lo más accesible posible

Desde ese mismo momento el blog ha ido y venido entre maniobras y periodos de exámenes, pero los lectores no han parado de crecer (y a llegar desde TODO el mundo), lo que hace pensar que con la dedicación que se merecía el alcance hubiese sido muchísimo mayor.

No obstante, llegados a este punto se puede decir que los objetivos perseguidos con el inicio del blog se han visto cumplidos con creces. Se ha aprendido, se ha informado, se ha conocido a gente, se ha recibido la gratitud de los compañeros, se HAN ABIERTO PUERTAS… mucho más de lo que se podía esperar, sin duda.

Ahora este «soldado» intenta hacerse un hueco como jurista, además de seguir estudiando. Después de varios meses sin actualizar el contenido, ni las redes sociales (sobre todo las redes sociales) por falta absoluta de tiempo y viendo que se puede saciar la sed de informar mediante otros medios, llega el momento de tomar la decisión de hacer la última publicación.

Sin embargo el blog no se cerrará, los contenidos seguirán siendo accesibles mientras la gente los siga necesitando o al menos hasta que queden obsoletos. Por contra, las redes sociales y el correo electrónico (ese que sigue recibiendo alguna consulta pese a los avisos) sí que se van a cerrar definitivamente.

Antes debo agradecer el apoyo a todos los que habéis seguido el blog, los lectores desde el primer día y a los que han llegado recientemente. Muy especialmente a los que habéis comentado y compartido en las redes sociales. Compañeros de Unidad, compañeros de Universidad, desconocidos que han mandado su apoyo y agradecimiento…. MUCHÍSIMAS GRACIAS.

Me queda la tranquilidad de que hay publicaciones sobre Derecho Militar  que se están haciendo cargo de informar (mucho mejor que Leges Para Bellum) a un sector tan necesitado.

Ahora sí, ha llegado el momento:

¡ROMPAN FILAS!

Anuncios