Necesidades del servicio. Reflexión

Hola a todos. Hoy se cumple justo 1 año desde la publicación en el BOD de la Orden DEF/253/2015. Este aniversario coincide con la total actualidad de un caso referente a una triste situación producida por la entrada en vigor del citado reglamento.

Hace varios días, la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) daba a conocer el caso particular de uno de sus asociados, el cual ha encontrado severas dificultades para conciliar su vida familiar y profesional tras la entrada en vigor de la Orden DEF/253/2015. Tal situación ha desembocado en la apertura de dos contenciosos administrativos, presentados al haber agotado infructuosamente la vía administrativa.

Hoy nos hemos encontrado con el caso recogido en el periódico El Mundo y después de haber leído el artículo, no hemos podido evitar el plantearnos diversas reflexiones. La Orden DEF/253/2015 ya fue tratada en Leges Para Bellum en su día, por tanto vamos a evitar la transcripción de su articulado (aunque para el caso se podría mencionar diversa normativa) y nos vamos a basar en las expresiones utilizadas por el periódico.

En primer lugar llama la atención que una situación producida por diferentes eventos, de distinta índole (pueden ser médicos, familiares, jurídicos… y que en el caso particular han desembocado en una resolución judicial, en la cual se determinan los términos de desarrollo de la custodia de la hija del protagonista del caso) deban de ser calificados por los Jefes de la Unidad. Es decir, un juez determina mediante resolución que días y en que condiciones el padre ha de ejercer la custodia de su hija y por otra parte, el padre ha de supeditar el cumplimiento de la resolución al criterio que haya seguido el Jefe de la Unidad, para exonerar de servicios y ejercicios al interesado. Llegados a este punto la solución se antoja difícil y seguro que las opiniones al respecto no son unánimes.¿Debe y puede el juez resolver la cuestión de la custodia atendiendo a las particularidades de la profesión del progenitor? ¿Debe y puede el Jefe de Unidad exonerar o no al interesado en base a la resolución judicial? ¿es lógico que llegado el caso, sea el progenitor el que deba de poner en una balanza el infringir un deber inexcusable de atender a su hija (acarreando consecuencias penales y civiles) o el infringir el deber de acudir a un servicio (acarreando consecuencias administrativas graves)?

Podemos encontrar situaciones análogas en casos de enfermedad de un familiar, entre otros, en los cuales también corresponde a la unidad calificar la gravedad del hecho y de esa forma determinar los días de permiso correspondientes al interesado.

Llegados a este punto nos remitimos a la afirmación aparecida en la noticia de El Mundo, atribuida al Ministerio de Defensa: “Y en caso de conflicto prevalece como prioritario la necesidad del servicio“. Esta afirmación/situación es bien conocida por todos los miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, y es la que nos ha llevado a plantearnos la reflexión que da titulo a la entrada. LAS NECESIDADES DEL SERVICIO. Lo pongo en mayúsculas por tratarlo de forma casi jocosa, por recurrente. Prácticamente todos los derechos o concesiones en materia de permisos y gratificaciones “en especie” (salientes de guardia, ejercicios… sobre los cuales habría que hablar en otra entrada) están sujetos a las necesidades del servicio. Retomando el tono desenfadado, se podría decir que las necesidades del servicio las conocemos todos, pero que nadie sabemos cuales son. Ahora sí, volviendo a la seriedad que requiere el caso en particular: ¿ha de prevalecer la necesidad de que un padre acuda a una guardia más que la de un padre no deje a su hijo desamparado, pudiéndose cubrir el servicio con otra persona o incluso replantearse el modelo de servicio que se está requiriendo? ¿Prevalece el derecho de un Sargento a disfrutar sus días de vacaciones reconocidos por ley o prevalece la necesidad de que éste esté presente en la Unidad por motivo de algún acto? ¿Prevalece la gratificación (ya que aún no es un derecho) a un Soldado que ha estado 27 horas consecutivas en la Unidad por motivo de una Guardia de Seguridad se vaya a descansar o prevalece que se quede porque hay que cargar material en un camión?. Todos estos ejemplos son a buen seguro bien conocidos por todos. Desde Leges Para Bellum no opinamos decantando la balanza sobre el que prevalece más en cada caso, ya que por la posición en la que nos encontramos no nos corresponde. Pero sí queremos lanzar estas reflexiones para ver si le llegan a alguien. También ¿por qué no? solicitar cómo ciudadanos y contribuyentes que se dote a las Fuerzas Armadas de una normativa en la que se determine qué es y qué no es una necesidad del servicio, y en caso de concurrencia de diversas necesidades, que se determine cual es prioritaria y así evitar arbitrariedades. Es al mismo tiempo tan necesaria la existencia de esta normativa, cómo que ésta sea armonizada con el ordenamiento jurídico español, para que de esa forma no se den casos cómo los de Marcos, el protagonista de la noticia, en los que el interesado deba elegir entre infringir una u otra norma.

Acabamos de pasar unas elecciones, de todavía inciertas consecuencias para los miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil. Lo que sí es cierto es que a priori parecía que esta vez sí íbamos a centrar el debate, con candidatos y propuestas que aparecían en las primeras planas. Ahora parece haberse diluido ante la importancia de otro tipo de decisiones. Lo que sí tenemos claro desde Leges Para Bellum esque son este tipo de reflexiones y en su caso decisiones las que llevarán a las Fuerzas Armadas a una efectiva modernidad y a un correcto funcionamiento, independientemente de quien ocupe la cartera de ministro y del color de su chaqueta.

Queremos invitar desde aquí a todos aquellos interesados en dar su opinión o en proponer soluciones a participar activamente, haciendo suya la reflexión, tanto comentando el blog cómo en las Redes Sociales.

1 saludo.

Anuncios

4 comentarios sobre “Necesidades del servicio. Reflexión

  1. Todo esta esta muy bien, pero que un Padre tenga que cuidar de su hijo, no tiene que perjudicar a aquel que el suyos tiene más de 12 años o carece de estos, cómo bien se sabe cuándo se nombra un Servicio, Comisión o Guardia; la persona implicada tiene reducción de jornada por guarda o custodia, es nombrado otro para cubrirse, cuándo se montan una cada dos meses, ni te enteras, pero cuándo es una cada tres días y con ducha persona en cuestión estarías una cada cuatro días, al final esto deja huella en sus compañeros, y el dinero que se le quita no es para que deje de montar servicios, es porque su jornada laboral es inferior en número de horas, que la de sus compañeros, este tipo de casos no se pueden generalizar, ya que existen particularidades que contempla la Ley que tienen una reducción del 50% de la jornada sin disminución de emolumento, pero un derecho no puede disminuir el mismo derecho a otra persona…

  2. Buenas tardes.

    Actualmente y como no es de extrañar, Defensa tiene pendiente de publicación, tras su paso por el Congreso, una norma que fija las compensaciones como derecho (no gratificación) por las guardias, servicios y actividades en horarios fuera de la jornada habitual establecida, que se elaboro entre las asociaciones profesionales y el MINISDEF, a lo largo de 1 año en el correspondiente grupo de trabajo y tiene pendiente los actuales cargos en funciones…. pero parece que sus prioridades son otras.

    Por su puesto seria deseable y asi nos gustaria, una normativa especifica donde se fijaran las necesidades del servicio, que debemos recordar deben justificarse, y por supuesto su compensación tasada, pero hay que decir que los Estados Mayores, se resisten de manera numantina a cualquier cambio de esa “herramienta” propia de nuestro pasado alejado de la democracia, como con tantas cosas.

    Sobre el caso en particular, la decisión de un Juez deberia acatada en lo que se disponga a esa persona. Las decisiones de sus superiores deben tener en cuenta la misma, lo contario deberia ser denunciable por desacato a la sentencia judicial, cosa que no pasa. Nos encontramos con el problema de la “justicia” paralela del MINISDEF, la falta de formación juridica de los mandos, la creencia en que no les afectan las sentencias judiciales y la retorcida interpretación, sino el inclumplimiento directo, que se hace desde Defensa.

    El mayor problema es la falta de implicación del gobierno de turno, con su fuerza legistativa, en hacer cumplir, articulo a articulo, las normas ya escritas al MINISDEF, actualizarlas a la realidad social y tener un verdadero organo independiente, hablo del Observatorio, que tenga contacto directo, de momento inexistente, con el COPERFAS y las asociaciones profesionales. Con 1 general, 1 almirante (los 2 en reserva), 1 secretario general de una asociación (¿?), en su seno, me temo que nacio muerto, amen de que fisicamente esta situado en el Ministerio al que ¿Observa?.

    ¿Algun dia este “valiente” observatorio hara un informe sobre la conciliación familiar y las necesidades del servicio, sobre la precariedad laboral de las escalas de tropa y marineria, sobre la “Justicia Militar”?

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

    1. Muchas gracias por el aporte. Como bien dices, queda pendiente la aprobación de la norma sobre compensaciones, la cual puede suponer un significativo cambio o también puede que no suponga nada, si finalmente se deja la última palabra al criterio personal, cómo viene sucediendo. También acertada la mención al Observatorio del cual se esperaba mucho y del que todavía no se sabe nada significativo (extendemos esto al Consejo de Personal). De momento parece que no queda otra que poner los temas sobre la mesa y esperar. Saludos

      1. Gracias a ti. Del Consejo solo te puedo decir, que es una guerra desigual y que por nuestra parte no queda, tienen en su tejado muchas pelotas que recoger, pero nadie que se lo ordene y eso es lo que falta, mientras tanto seguiremos erre que erre, que es muy español.. De lo que si que puedo dar fe es que es que en los temas en los que han intervenido componentes civiles, dentro de la estructura militar, pero civiles, el talante es como la noche y el dia. En el sector militar para que contar, no hay mas ciego que el que no quiere ver ni sordo el que no quiere escuchar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s