Nuevo Régimen Disciplinario de las FAS. 3ª parte.

Hoy continuamos con el comentario del nuevo Régimen Disciplinario y lo vamos a hacer, cómo en las entradas anteriores haciendo referencia a los puntos más destacables del Titulo III, el procedimiento sancionador.

Para lo mismo debemos volver al Titulo I y señalar los plazos de prescripción de las faltas, es decir, el tiempo que pasa desde que se produce el hecho calificado de falta hasta el momento en el que ya no se podrá iniciar el procedimiento sancionador. En el artículo 24.1 se indican los plazos de 2 meses para las faltas leves, 2 años para las graves y 3 años para las muy graves. Un ejemplo muy sencillos es: Un Sargento no podrá ser sancionado por su Teniente, Jefe de Sección por la comisión de la falta descrita en el artículo 6.8 (La omisión de saludo a un superior, el no devolverlo a otro militar de igual o inferior empleo y el inexacto cumplimiento de las normas que lo regulan) una vez hayan pasado 2 meses y 1 día de la omisión de saludo. Hay que diferenciar la prescripción de la falta de la prescripción de la sanción, señalada en el artículo 25.

Volviendo al Título III, nos dedicaremos directamente al capitulo II, ya que el primero contiene las disposiciones generales sobre el procedimiento sancionador (que han de tenerse en cuenta de igual forma). En éste se encuentran claramente diferenciados los procedimientos de falta leve por una parte y los de falta grave y muy grave por otro.

En cuanto al procedimiento por faltas leves, cabe destacar como importante novedad, la incorporación por parte del legislador, la obligación del mando con competencia sancionadora de informar al presunto infractor de una serie de derechos que se le reconocen, como por ejemplo de guardar silencio, no declararse culpable,etc. (Art. 46.1) Cuestión que parece ir en consonancia con lo establecido en el artículo 41.2 respecto al principio de legalidad, entre otros. Así mismo la nueva ley aporta la posibilidad de que el presunto infractor inste la práctica de pruebas, aporte documentos o justificaciones durante el trámite de audiencia.

Una novedad muy importante y llamativa, incorporada para el trámite de falta leve, es la recogida en el artículo 50.2, que no es otra que la incorporación del derecho de que el presunto infractor pueda ser asistido durante el proceso por un abogado o por un militar de su confianza con la formación adecuada. Es posiblemente una de las novedades más destacables de ésta ley, ya que en el anterior Régimen Disciplinario este derecho no asistía a los expedientados por falta leve.

El procedimiento por falta leve será preferentemente oral, no obstante la resolución sancionadora será escrita y en ella se contendrán los recursos que puedan proceder contra ella, el plazo para presentar los mismos y a la autoridad a la que han de ser dirigidos. Ésto entre otras características recogidas en el artículo  47.

El procedimiento por faltas graves y muy graves ha de ser regido por los mismos principios legales que rigen el de faltas leves, así como a los presuntos infractores les son aplicables los mismos derechos. Cabe señalar que entre otras particularidades propias del tipo de procedimiento, el mismo tendrá forma escrita, no se podrá extender más de un año (obsérvese el artículo 40.4), lo cual produciría la caducidad del procedimiento y el archivo de las actuaciones llevadas a cabo.

El procedimiento será incoado por el mando con potestad sancionadora, pero será instruido por un oficial del Cuerpo Jurídico Militar, designado por el citado mando, o de igual modo por un oficial con la formación adecuada en el caso de las faltas graves. Para las muy graves deberá ser un oficial del Cuerpo Jurídico. El instructor podrá designar un secretario que le asista.

Se establece como plazo mínimo entre el conocimiento del expedientado de la incoación y su primera declaración las 48 horas.

En el artículo 51 se recogen las medidas provisionales y sus especificaciones, que han de ser leídas con atención también por los interesados.

Muy importantes también, pero que no vamos a desgranar por no alargar indebidamente éste comentario y por ser como ya hemos dicho, particularidades del procedimiento, son el desarrollo del mismo procedimiento, las formalidades sobre la resolución y diligencias, descritas en el artículo 52 y posteriores.

Para finalizar ésta 3ª parte, vamos a remarcar la importancia del procedimiento sancionador y la del escrupuloso desarrollo del mismo conforme a lo establecido en ésta ley por parte de los instructores y sancionadores, ya que en sede judicial pueden verse anuladas sanciones o darse análogas situaciones, por no haberse respetado el procedimiento. Esto es importante para los instructores y sancionadores, pero para los sancionados también es muy importante, ya que por el mismo motivo pueden ser argumento de su propia defensa ante un posible recurso de la sanción. A demás, el conocer el procedimiento sancionador evitará situaciones de privaciones de libertad sujetas a absolutas arbitrariedades alejadas de la norma (que por suerte se ven cada vez menos en las FAS). ¿Que opinan ustedes?

Un saludo.

Anuncios

2 comentarios sobre “Nuevo Régimen Disciplinario de las FAS. 3ª parte.

    1. Buenas tardes y muchas gracias por tu aportación compañero. Siendo objetivos la LO sí que introduce novedades, como por ejemplo la asistencia de letrado para las faltas leves comentada o la sanción económica. otra cosa será ver el desarrollo práctico de estas novedades o en que medida influye la mención explicita a los derechos del procesado… por ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s